Atender al cliente


clientes.jpg

Una de las cosas que te pueden distinguir de la competencia es el trato que tengas con tus clientes, ya que, todos sabemos, que cuanto mejor se trate a un cliente más posibilidades tienes de que vuelva en breve a seguir comprando o a seguir pagando por tus servicios.

No te decimos que vayas mintiendo a los clientes sobre que son muy buenos, que son tus mejores clientes, etc. Eso es una tontería porque las personas no somos tontas y sabemos que, ese tipo de actuaciones, lo único que indican es que nos está alabando para no perdernos.

Ponte en la piel de un cliente, ¿qué te gustaría? A todos nos gusta que nos traten con respeto, que nos asesoren y nos digan si estamos equivocados sobre una cosa, que nos digan qué nos convendría más, aunque fuera más barato de lo que estamos pidiendo, o, si fuera más caro, los motivos de elegir eso y no lo que nosotros queremos.

Nos gusta que recuerden nuestro nombre y que nos reciban con una sonrisa. Que no sólo se preocupen por las ventas que tienen de nosotros sino que, si somos constantes, nos pregunten por nuestra salud, por nuestra vida, que nos den conversación al margen de los asuntos económicos.

¿Me dejo algo? Seguramente muchas cosas, pero la esencia es eso. Trata a tus clientes de la forma en que a tí te gustaría que te tratasen y dales la confianza que merecen.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Pyme. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>