Crisis en la construcción


construccion.jpg

España está en crisis. Pese a quien le pese (políticos, empresarios, monarquía, turistas, etc.) es un hecho que España no va bien desde hace varios meses (por no decir años).

El motivo, no me aventuraría a decirlo ya no soy quien ni dispongo de datos para afirmar algo de lo que no sabría.

Pero lo que sí es cierto es que, cada vez más, cuando salías a la calle y veías a gente trabajando en la construcción, sentías tranquilidad porque piensas inconscientemente que la vida va bien, que se desarrolla tu ciudad y que todo va hacía delante.

Ahora, esas mismas obras están abandonadas. Ya no trabaja nadie allí y te da qué pensar porque… ¿Qué ha sido de esos trabajadores? ¿Al paro? ¿Y si no encuentran trabajo?

El Gobierno nos ha estado diciendo durante meses que no había crisis, que era algo temporal, que nos tranquilizáramos. Pero eso, a una persona de 20-30-40-50 años no le vale, no le vale ver cómo se queda sin trabajo y no es capaz de darle a su familia un techo donde guarecerse ni un bocado de pan que llevarse a la boca.

Son muchos los que están haciendo frente, como pueden, a la crisis, y uno de los sectores más perjudicados ha sido el sector de la construcción.

El sector de la construcción es el que más paro ha generado en los últimos meses. Estoy segura de que recuerdas miles de noticias que habrás leído en periódicos, en internet, o visto en la televisión sobre que no hay trabajo, que las obras se cancelan y que muchos no pueden mantener a todos los que tienen contratados y tienen que despedir.

Si nos centramos en las cifras, hemos podido ver que, en julio de este año 2008, la actividad del sector construcción cayó un 11%, una cifra nada minoritaria ya que la construcción conlleva otros trabajos.

Si se construye, se necesitan carpinteros, fontaneros, electricistas, decoradores, mobiliario, etc. Podría seguir citando decenas de profesiones, todas ellas relacionadas con la construcción que también hoy en día se encuentran mal de trabajo.

Uno de los factores que afecta al sector de la construcción es la inflación. Eso afecta a los presupuestos de obras públicas y de vivienda. Además, junto a la construcción tenemos a las inmobiliarias (que son muchas las que construyen), afectadas por el coste del crédito, tanto para las empresas como para los clientes.

Tal y como están las cosas, pocas son las personas que pueden comprarse un piso o una casa, y aunque los precios bajen, si no hay trabajo y los sueldos no suben, poco se puede hacer.

¿Solución a esto? Puede que la haya, siempre hay una solución. El problema es ponerse de acuerdo. Los constructores, y el sector de la construcción en general, están hasta el cuello y  ahora mismo, no se ha hecho todo lo posible por intentar solucionar la crisis. De lo contrario, no tendríamos datos del paro tan malos.

Y me ciño a los datos, en España, la construcción ganó 14.241 desempleados en septiembre (+3,3%), mientras que la industria tuvo un aumento de 7.002 parados (+2,1%) y la agricultura sumó 2.067 desempleados más.

Con estos datos en la mano es normal pensar que no hay “un cielo abierto” aún. Pero tampoco podemos ser tan negativos.

Si tenemos en cuanto además que, de los 1.570.629 ocupados del sector de la construcción, de media en septiembre de 2008, se encuentran afiliados en el Régimen General, con un descenso de un 2% respecto del mes anterior y una variación interanual de un -17,6 %, entonces podemos hablar con propiedad, con datos que cualquier puede encontrar por internet y pensar que la crisis no parece detenerse porque, ni siquiera se estanca.

Y lo mismo ocurre con los autónomos del sector construcción que tienen una variación mensual de un -0,8% y un descenso, en tasa interanual, del 2,3 %.

La construcción está mal. Es uno de los peores sectores que vive la crisis y podríamos ponerle muchos nombres y apellidos; podríamos contar miles de historias por las que personas como tú y como yo están viviendo por llevar dinero a casa, por no desanimarse e intentar encontrar una salida a ese “bache”.

No decimos que el sector de la construcción sea el culpable de esta crisis (por el hecho de afectar a otros sectores); no es culpable de que no se vendan coches, ni culpable de que la gente compre menos. Eso es algo que vemos ya que, con el dinero que se gana de nuestro trabajo, con la subida de los precios, cada vez se puede comprar menos cosas.

Quiero creer, y espero que sea a corto-medio plazo, que hay una salida para todos los sectores que están en crisis hoy en día en España. Quiero creer que la construcción volver a repuntar sobre otros sectores, quizás no con la misma fuerza, consciente entonces de que también algo de culpa tiene el sector por construir tanto, pero sí con firmeza para conseguir volver a un mínimo razonable.

Y con ello se logrará que el resto de sectores, poco a poco, vayan logrando una estabilidad y recuperándose de un época a la que muchos no veían un futuro.

Esta entrada fue publicada en Pyme, Sectores. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Crisis en la construcción

  1. Pingback: Especial: Crisis en el sector de la madera : SectorBlog

  2. Pingback: El desempleo arrastrará a la morosidad consigo · Blog de Reunificación y Deudas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>