Criterios de un sistema retributivo (II)


salario1.jpg

Siguiendo la línea del artículo anterior en el que comenzábamos a darte una serie de criterios a tener en cuenta para crear el sistema retributivo de una pyme, queremos seguir dándote algunos criterios más a tener en cuenta.

Estos criterios te servirán también, además de para crear la retribución de tus trabajadores, para, de algún modo, ver la política de la pyme y qué es lo que prima.

Así, los siguientes criterios son:

3.- Rendimiento frente a participación, es decir, debemos decidir sobre qué va a primar más, el rendimiento del trabajador en cuanto a más resultados, más objetivos cumplidos, etc. o bien la implicación (participación) del trabajador en la empresa.

No podemos darte una respuesta fiel y el ideal en una empresa. Es necesario tener trabajadores que se impliquen en la misma pues ellos serán los que irán escalando puestos hasta convertirse en jefes o en segundos al mando, pero también es necesario tener trabajadores cuyo rendimiento sea superior a la media ya que sabremos que podemos confiar en ellos.

4.- Retribución en función del puesto de trabajo frente a retribución individual. Con este criterio nos estamos refiriendo a si el salario dependerá del puesto de trabajo que desempeña cada trabajador, se basa en el puesto, no en los estudios, experiencia o formación del individuo que tiene ese puesto; o bien se hará una retribución basada en la propia persona (donde prima la experiencia y formación en el trabajo que el puesto que desempeña).

Por supuesto, la retribución basada en el trabajador motiva más a los trabajadores y reduce los costes de rotación y absentismo pero provoca mayores costes laborales y la selección de trabajadores pues no ser la adecuada.

Podemos darte algunas líneas:

Se debe usar una política retributiva en función del puesto de trabajo si:

  • La tecnología es estable.
  • Los trabajos no cambian con facilidad.
  • Los empleados no tienen que sustituirse muy a menudo.
  • Se requiere mucha formación para aprender un determinado trabajo.
  • La rotación de los trabajadores es relativamente baja.
  • Los empleados ascienden con el tiempo.
  • Los puestos de trabajo están estandarizados dentro del sector en el que opera la empresa.

Se debe usar una política retributiva individual si:

  • La empresa cuenta con trabajadores formados con habilidades y el deseo de aprender distintos tipos de trabajos.
  • La tecnología de la empresa y estructura con cambios frecuentes.
  • Se fomenta la participación de los empleados y el trabajo en equipo.
  • Oportunidades de ascenso muy limitadas.
  • Oportunidades de aprender nuevas técnicas y conocimientos.
  • Coste de rotación y de absentismo con respecto a la pérdida de producción son elevados.
Esta entrada fue publicada en Gestión, Pyme. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>