Cuidado con tus ideas


ideas.jpg

Es algo normal que, cuando se te ocurre una idea, pues intentes llevarla a cabo y solemos comentarla entre amigos, familiares, etc. Pero eso, en ocasiones, nos juega malas pasadas porque pueden robarte tu idea.

Por ejemplo, si se nos ocurre un proyecto novedoso que puede causar sensación y sabemos de amigos que trabajan en algo similar, lo más probable es que preguntes para ver qué tan viable ven la idea (más que nada para tener una opinión sobre el mismo).

Pues bien, eso puede ser un error debido a que esa persona, o alguien allegada a ella, puede contar esa idea en su empresa, o incluso montarla él o ella, y ahí sí que no puedes hacer nada.

Por eso lo mejor siempre es tantear el mercado antes de comentar con nadie nuestra idea. También podemos protegerla, cuando esta esté algo más madura, inscribiéndola en la Oficina de Marcas y Patentes de España, aunque el coste puede ser elevado.

Llevar a cabo una investigación cuando los que te han de ayudar no saben bien lo que tú buscas puede ser algo difícil pero siempre podrás dar algunos datos sin entrar demasiado en tu idea en especial. Lo mejor es ir a lo general y omitir siempre aquello que te puede distanciar de tu competencia.

Esta entrada fue publicada en Pyme. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>