Especial: Cómo hacer a una Pyme competitiva


PYMES.jpg

A la hora de crear una Pyme nuestra mayor ilusión es que la empresa vaya genial, que tengamos muchos clientes y, por ende, muchas ganancias, tantas como para satisfacer nuestro ego y poder, con ello, llevar una vida placentera sin problemas durante muchos años.

Pero crear una Pyme no es más que el principio de un largo viaje que puede ser muy duro al principio y que hace que muchos abandonen durante el primer año debido a los gastos que ocasiona y a los pocos beneficios que se obtienen.

Para que una empresa pueda dejar grandes beneficios desde el principio tiene que ser una pyme innovadora, única entre todas las millones de empresas que hay, y a su vez llamativa para captar la atención de potenciales clientes, así como de otras empresas que pueden ayudar a expandirse.

Y una vez que se consigue eso, podemos hablar de una expansión al exterior. Pocas son las empresas que se lanzan, desde el principio, a vender a todo el mundo, siempre se comienza con el territorio donde se está para después, y una vez se han obtenido los objetivos planteados en “una primera fase” pasar a una expansión (que nunca es a nivel mundial) hasta volver a conseguir los nuevos objetivos.

Pero, para ello, se necesitan de elementos que potencien ese crecimiento y desarrollo como son las nuevas tecnologías, conocimientos profesionales únicos o al menos innovadores, que supongan un cambio, trabajadores con una cualificación determinada y, sobre todo, la posibilidad de acceder a nuevos mercados.

Muchas de las Pymes actuales fracasan en su intento de competir con otras empresas mayores en varios motivos que son fáciles de eliminar pero, a su vez, difíciles porque conllevan una gestión mayor así como un mayor desembolso que no todos están dispuestos a asumir.

Entre los motivos que existen de esa no competitividad están:

Falta de profesionalidad. Esto es, que los trabajadores en la empresa no son lo bastante profesionales para, con su trabajo, lograr que la empresa pueda distinguirse de otras en cuanto a calidad o servicio realizado.

Visión a corto plazo. Normalmente cuando la empresa es pequeña, los directores tienden a mirar los trabajos y las ganancias, así como las inversiones, a corto plazo, haciendo que muchos planes a medio o largo plazo sean rechazados porque no se fian de lo que vaya a ocurrir en un futuro. Para ellos el presente es lo único que les importa.

Visión financiera. Competir significa invertir: invertir en creatividad, en una idea que no sabremos si da sus frutos hasta que pasa un tiempo, en unas personas que pueden significar nuestro mayor éxito, o el más horrible de los fracasos. Y todo la financiación sale de un mismo bolsillo, ¿por qué arriesgarse entonces?

Así es como un director de Pyme podría pensar que la competencia. Si está bien donde está, con las ganancias que obtiene y los beneficios que saca; ¿por qué aspirar a más? Es cierto que hay personas que se contentan con ello pero hay otras que se arriesgan, a veces para bien y a veces para mal.

De uno u otro modo debemos saber que todas las pymes pueden ser competitivas, todas podrían ofrecer un servicio único y así ganar frente a la competencia.

Pese a que, actualmente, hay muchas empresas en todo el mundo, es cierto que, cuando sale una innovadora, ésta se lleva las ganancias, los beneficios, el éxito de poner en marcha una idea que, para otros, no era viable.

Entonces, ¿qué nos hace falta para ser competitivos? Hemos comentado algunos aspectos, pero demos algunos detalles más acerca de ellos:

Personal único: Con esto no nos referimos a contratar a los mejores de cada promoción de la universidad o de la formación profesional. Tampoco al que mayor experiencia pueda aportar a la empresa. No buscamos conocimientos, buscamos innovación y esa se puede encontrar en la persona más aplicada del mundo, o en la más desordenada; no es la persona lo que buscamos, es su inteligencia, su forma de ver un trabajo y de crear algo que hace que su trabajo sea único.

Responsabilidad: Con ello nos referimos a que debemos ser conscientes de que nuestras decisiones implican una serie de obligaciones, de responsabilidades para con los demás, e incluso para con nuestra empresa. Si creemos en una idea, en un proyecto, hemos de responsables de saber gestionarlo, de coordinar trabajos, es decir, de ponerlo en marcha y hacer frente a las consecuencias que pueda traer, ya sean buenas o malas.

Aprovechar las innovaciones: Las nuevas tecnologías, los aparatos de última generación. Todo lo que se crea para ayudar al hombre puede, a su vez, ayudar a las empresas a desarrollarse, a crecer e incluso a competir frente a otras. Pongamos un ejemplo, un ordenador de bolsillo, sirve para recibir mensajes, para escribir, para tener una agenda, etc.

Pero, ¿y si la empresa la aprovechara para algo más? Si la empresa fuera, por ejemplo, una pyme de una revista, podría pedirse a todos sus trabajadores que elaboraran, de forma voluntaria, un artículo, sin mínimo de palabras, sobre lo que quisieran, de modo que, como empresario, podrías ver el potencial de tus trabajadores, e incluso podría darse el caso que una persona con una trabajo insignificante en la empresa tuviera una capacidad de reflexión única que permitiera a la propia revista sobresalir frente a la competencia.

Competir en un mercado donde hay tantas empresas, y de tan diferentes servicios, es algo difícil, pero no por ello imposible. Hay que tener creatividad, originalidad y, sobre todo, creer en esa idea. Al fin y al cabo, una idea puede llevarte al paraíso (pero también al infierno).

De paso, también sería bueno echar un vistazo a algunas soluciones y ayudas que la Unión Europea ofrece a aquellas Pymes que quieren ser más competitivas.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Pyme, Sectores. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Especial: Cómo hacer a una Pyme competitiva

  1. Jorge dijo:

    Yo deseo tener una pyme
    y ser mi propio empleador
    y lo mas importante
    sorprender a la cuidadania
    con mis grandes ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>