Horario de trabajo: fijo o flexible


reloj.jpg

En muchas empresas, durante la jornada laboral no trabajan el mismo número de personas, incluso se van turnando y, si una semana vas de mañanas, puede que la siguiente vayas de tarde.

Existen varias modalidades de horario laboral, desde el fijo (de tal hora a tal hora) hasta uno más flexible (aunque menos utilizado).

La fijación del horario compete inicialmente al empresario y le nace de la de su facultad de organizar el trabajo. La decisión sobre el horario es producto de un pacto, individual o colectivo, que no tiene por qué ser uniforme para todos los trabajadores.

Sin embargo, una vez fijado por decisión del empresario se incorpora al contrato de trabajo para que todas las condiciones del trabajo se conozcan de primera mano.

También puede fijarse un horario flexible, haciendo referencia a la posibilidad de elección de horario para completar el trabajo diario exigido. La fijación del horario será objeto de pacto entre empresa y trabajador y ha quedado tal  distribución huérfana de cualquier regulación específica (por ahora).

Esta entrada fue publicada en Conceptos básicos, Gestión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>