Trabajo y emprendo


emprender.jpg

Cuando tienes una idea lo primero que se te viene a la cabeza es pensar que, realmente, puede funcionar, que te va a dar algún beneficio y que puedes obtener algo a cambio.

Pero si estás trabajando, dejar ese trabajo por una idea que, en realidad, no sabes cómo va a surgir y a desarrollarse es algo muy peligroso y son muchos los que aguantan en su trabajo y, en su tiempo libre, es cuando llevan a cabo ese emprendimiento, esa nueva pyme.

Esto, claro está, tiene muchas ventajas pero también inconvenientes. Veamos algunas:

Ventajas:

  • Tienes un trabajo que te respalda si tienes problemas económicos o la idea no va bien.
  • No pierdes nada si fracasa, bueno, tu tiempo y esfuerzo, pero lo has hecho sin que fuera algo que fuera a vida o muerte.
  • Estás dedicándote a aquello que te gusta o que tienes ilusión por ello.

Desventajas:

  • Poco tiempo de descanso, todo lo inviertes en la pyme.
  • Inversión económica que se necesita en un primer momento y hasta que comience a ser conocido el negocio.

Existen muchas más ventajas e inconvenientes y es tu decisión embarcarte o no. Profesionalmente, si tienes un local donde puedes invertir, esto siempre es bueno, pero dependerá del servicio o producto que quieras dar a los clientes que éste triunfe o no.

Esta entrada fue publicada en Pyme. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>