Cuidado con internet


email

Si poseemos una pyme lo suficientemente grande como para ser viable tener internet, bien por tu servicio o por hacer las cosas más fáciles entre los trabajadores, también has de saber que puede ser un arma de doble filo entre los trabajadores, o contigo mismo.

El por qué es sencillo. Internet engancha y, normalmente, ya que se está navegando, siempre se tiende a echar un vistazo con otras cosas de modo que acabas buscando y encontrando la información y, de paso, mirando algunas cosas personales que son tiempo no dedicado a la empresa (y que puede conllevar penalizaciones).

Cuando se contrata internet para empresas el empresario puede prohibir ciertas páginas web con el fin de que sus trabajadores utilicen perfectamente esta herramienta y no puedan acceder a otros lugares pero eso es “limitar su libertad” ya que, aunque son personas adultas, las trataríamos como niños (un símil puede ser el bloqueo de canales en las televisiones).

Si internet no es necesario para toda la empresa sino para un colectivo selecto o incluso como herramienta informativa, podríamos configurar sólo unos pocos ordenadores de modo que hubiera uno general de acceso público y otros de utilización para la empresa con lo que les damos libertad a los trabajadores que saben que están “algo controlados” ya que si están en el ordenador general durante más de 1 hora seguro que no están haciendo algo “sólo profesional”.

Esta entrada fue publicada en Gestión, Pyme y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>