Despidos procedentes, improcedentes y nulos


exito

Como bien sabes, existen varios tipos de despidos que pueden darse, desde los despidos individuales por problemas económicos de la empresa, por sanciones hasta despidos colectivos que se dan de una cierta cantidad de trabajadores.

Sin embargo, también los despidos pueden ser calificados porque, si el trabajador ve que su despido no ha sido justo, siempre puede interponer una denuncia en los 20 días siguientes a su despido para que sea un juez quien califique su despido.

En este caso el juez puede calificar su despido con tres términos: procedente, improcedente o nulo.

El despido procedente está regulado en el artículo 55.4 del Estatuto de los trabajadores (ET). Se da cuando el empresario tiene la razón y se ha probado que el despido es justificado. No tiene derecho a indemnización, a salario de tramitación, ni a derecho de desempleo por que se entiende que es voluntario en última instancia.

El despido improcedente está regulado en el art.56 del ET. Se da porque las causas alegadas no quedan probadas o sí son probadas pero no son muy graves. El empresario tiene un plazo de cinco días para optar entre readmitir (en su mismo puesto de trabajo) o indemnizar (45 días de salario por año de servicio con un máximo de 42 mensualidades. Tanto una cosa como otra tiene derecho a los salarios de tramitación.

En la mayoría de los casos lo que se hace es indemnizar al trabajador porque las empresas y empresarios no quieren tener en su equipo a una persona que no les es grata y si pueden escoger siempre escogen el tema de la indemnización.

Por último, el despido nulo está regulado en el art.55.5 del ET. Antes de 1995 era aquel que no tenía los requisitos de forma pero eso ya se cambió después de ese año. Además existía el despido radicalmente nulo como consecuencia de la Sentencia del Tribunal Constitucional de 1981 donde se despedía trabajadores por estar afiliados a sindicatos.

El despido nulo será siempre un despido que atente a los derechos de los trabajadores. En estos casos se producirá la readmisión del trabajador con el pago de los salarios de tramitación aunque puede ocurrir que no se readmita (se incurriría en un incidente de no-readmisión).

Imagen

Esta entrada fue publicada en Gestión, Pyme y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>