EREs en las empresas


Hoy en día los EREs en las empresas es algo que todos pueden sufrir, y que viene siendo lo habitual en las empresas grandes debido, sobre todo, al descenso en la producción o a una reorganización de la empresa.

Un ERE es un Expediente de Regulación de Empleo, o como viene calificándose ahora al despido colectivo, regulado en el artículo 51 del Estatuto de los trabajadores.

Dicho artículo nos dice que un despido colectivo es la extinción de contratos de trabajo fundada en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción cuando, en un período de noventa días, la extinción afecte al menos a:

a) Diez trabajadores, en las empresas que ocupen menos de cien trabajadores.
b) El 10 por ciento del número de trabajadores de la empresa en aquéllas que ocupen entre cien y trescientos trabajadores.
c) Treinta trabajadores en las empresas que ocupen trescientos o más trabajadores.

Las causas económicas se refieren a que haya pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos, que puedan afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo. Por su parte, las causas técnicas se producirán cuando haya cambios, entre otros, en el ámbito de los medios o instrumentos de producción; causas organizativas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los sistemas y métodos de trabajo del personal y causas productivas cuando se produzcan cambios, entre otros, en la demanda de los productos o servicios que la empresa pretende colocar en el mercado.

También es despido colectivo la extinción de los contratos de trabajo que afecten a la totalidad de la plantilla de la empresa, siempre que el número de trabajadores afectados sea superior a cinco.

Un empresario no puede hacer un ERE en su empresa porque quiera, lo cierto es que ha de solicitar autorización para la extinción de los contratos de trabajo conforme al procedimiento de regulación de empleo previsto en esta Ley y en sus normas de desarrollo reglamentario. El procedimiento se iniciará mediante la solicitud a la autoridad laboral competente y la apertura simultánea de un período de consultas con los representantes legales de los trabajadores (donde los propios trabajadores y representantes pueden negociar, bien para despedir menos gente, para intentar encontrar otra solución para que no se despida a la gente o incluso para colaborar todos juntos).

Vía: Estatuto de los trabajadores.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Gestión, Tramites Laborales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EREs en las empresas

  1. Mary Maggard dijo:

    Descubri tu sitio web en yahoo y tengo que decir que me satisface. Persiste emprendiendo un buen trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>