Trabajador en prácticas vs Trabajador en plantilla


Hoy vamos a tomarnos en broma el día y el tema porque la verdad es que, si nos lo tomáramos en serio, creo que muchos de nosotros no haríamos nada por hacer prácticas en las empresas.

Lo que yo voy a opinar es con respecto a la experiencia que yo tengo en tres empresas de muy distintos sectores, por un lado una empresa pública, por otro una privada de la construcción (sección de Recursos Humanos) y por último una escuela infantil (niños de 0 a 3 años en una clase ).

Visto esto aquí os dejo las diferencias que hay entre un trabajador en prácticas y uno en plantilla.

Trabajador en prácticas = EL CIELO

Pues sí, para los trabajadores en nómina o en plantilla un trabajador en prácticas es estar en el cielo porque… ¿Quién va a hacer el trabajo a partir de ahora? El de prácticas. Y como no se puede quejar, pues más todavía.

Y es que un trabajador en prácticas va allí para aprender y, lo que se dice aprender, no aprende nada, solo a trabajar por su cuenta porque la persona a la que ha sido adjudicado se pierde por horas y claro, no vas a tener las cosas esperando, más esa persona te ha explicado en 15 minutos todo lo que has de hacer.

Muchos dicen que es para adquirir experiencia pero, ¿qué experiencia? Una cosa es dejarte un poco de libertad y otra encontrarte sola para hacer lo que sea que tengas que hacer.

¿Un problema? Culpa del de prácticas

Pues sí, porque somos los de prácticas los que tenemos la culpa. Porque si no hay otro a quien echarle la culpa es porque hemos sido nosotros. Y a lo mejor es verdad, pero a lo mejor lo hacíamos siguiendo las indicaciones de otra persona, solo que eso se lo acaban callando y quien lo paga es uno mismo.

Aún recuerdo el miedo que me metieron cuando no llevaba ni una hora en mi puesto. Vino mi supervisora con montones de nóminas a decirme que las revisara y “tuviera mucho cuidado o, si les pagaba de más, el dinero ese sería mi culpa como si le estuviera robando a la empresa”.

Creo que ese fue el primer motivo por el que decidí irme de esa empresa. Todo el mundo comete errores y los errores se pueden subsanar, pero cuando vas de prácticas cosas así lo que hacen es hundirte y no querer salir ni de tu casa, mucho menos a un sitio donde te culpan hasta de respirar.

Aprendes…. A base de estar solo

Pues si, hemos de decir, aprender, aprendes a trabajar, pero a base de estar solo y no tener que seguir a nadie (porque si lo sigues malo). Cuando estaba sola en la clase con los niños pequeños el ambiente era relajante, las tareas a llevar a cabo con los niños fantásticas, si hasta conseguía que se estuvieran sentados y quietos, algo que su propia maestra no conseguía.

Esto es lo que una consigue trabajando sin presiones, sin tener que ir dependiendo de otro que quizás tiene fallos en su trabajo pero tampoco puedes decirlo.

Celos, celos, celos

Pues si, aunque pienses que no te tienen celos cuando eres trabajador de prácticas y te dicen exactamente “que es porque tú no estás quemado del trabajo”. Solo porque tratas a los clientes con la mejor de las sonrisas y te preocupas porque todo quede solucionado.

Eso es lo que haces y les sienta mal porque es como si te quisieras ganar favores cuando no los mereces.

En definitiva, un trabajador en plantilla ve a uno de prácticas como el precioso momento en que ya no tiene que trabajar tanto y puede relajarse y hacer lo que quiera. Como alguien anda haciendo su trabajo… Encima la mayoría no cobra así que las empresas se hacen “adictos” a ellos.

Esta entrada fue publicada en Tramites Laborales y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>