Contratar a un familiar en la empresa


Cuando tienes un negocio lo más normal es que pienses en contratar a tus hijos para que éstos coticen y trabajen en algo, en definitiva, que tengan algún tipo de trabajo y algo con lo que ganarse la vida en el día de mañana, teniendo en cuenta la crisis que hay y que las buenas empresas subsisten pero necesitan que no se baje la guardia.

Sin embargo, contratar a una persona familiar tuya siempre te encontrabas con el problema de si podías contratarlo o no, de si tenía que estar como autónomo o en el régimen general.

Cuando se aprobó la Ley 20/2007 se contempló la figura del familiar colaborador donde se permitía contratar por cuenta ajena a los hijos menores de 30 años, vivieran o no con la persona dueña de la empresa. Sin embargo, para los mayores de 30 años la cosa se complicaba porque para poder mantenerlo en el régimen general había que presentar una declaración del empresario y familiar que le sirva para acreditarlo como trabajador por cuenta ajena en las tareas que está desempeñando.

Ese documento ha de llevar datos importantes como la categoría profesional, el puesto de trabajo, el salario percibido, horario, centro de trabajo, etc.

La documentación ha de aportarse en el plazo de un mes (30 días) una vez cumplidos los 30 años y has de saber que la Inspección de Trabajo puede visitarte para comprobar que son así las cosas.

También en este régimen podrán entrar los mayores de 30 años que tengan parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad reconocida en un grado igual o superior al 33%; o bien los que tengan una discapacidad física o sensorial en un grado igual o superior al 65%.

Resumiendo: Es posible que contrates a tus hijos y los incluyas en el régimen general. Esto puede beneficiarte si hay descuentos (de no tener que pagar por él). Cuando se cumplen los 30 años es cuando la cosa se complica un poco más por el papeleo pero en realidad no es difícil.

Esto ayuda a tener una relación más transparente a la vez que les permites a tus hijos ir haciéndose un hueco en el mercado laboral puesto que adquirirán experiencia contigo y de paso cotizarán a la Seguridad Social de cara a la pensión.

Imagen

Esta entrada fue publicada en Autónomos, Pyme y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Contratar a un familiar en la empresa

  1. rocio dijo:

    si mi marido va a montar un negocio m puede contratar a mi que soy su mujer y tengo una discapacidad del 33% tiene bonificaciones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>