El plan de empresa de una empresa


El plan de empresa de una empresa

Uno de los primeros documentos que tienes que tener cuando te quieren lanzar a emprender un negocio es, sin duda, el llamado Plan de empresa. Con él nos estamos refiriendo a un documento donde se refleja todo lo relacionado con esa empresa, una especie de guía en la cual se pone todo lo que vas a realizar, los gastos que eso supondrá y la financiación que tendrás (o cómo vas a conseguirla) así como los posibles resultados a obtener.

Por supuesto, el plan de empresa no es un documento fijo que hay que seguir a rajatabla; podríamos decir que es el primer borrador de una idea que coge fuerza ya que, conforme el negocio va avanzando, es normal que se le hagan cambios.

El plan de empresa

Un plan de empresa es fácil de describir. Podemos darte los capítulos que tiene que contener pero, lo verdaderamente difícil, es rellenarlo pues has de ser objetivo e investigar muy mucho sobre lo que vas a hacer para ponerlo en ese documento que te servirá después para ir con él a los bancos y ver si pueden financiarte.

En general, un plan de empresas ha de contener lo siguiente:

  • Descripción de la empresa. Compuesta por una:

    • Descripción técnica

    • Localización geográfica

    • Estructura económico-financiera

    • Organigrama de los recursos humanos

    • Estructura legal

  • Definición del producto o servicio a suministrar

    • Necesidades que cubre

    • Diferencias con productos de la competencia

    • Existencia de algún derecho sobre el producto o servicio a comercializar

  • Estudio de mercado. Este es uno de los puntos más importantes. En él:

    • Estudio de la competencia

    • Estudio del mercado en el que se quiere operar

    • Plan de iniciación en el mercado (promociones, bonificaciones, etc.)

    • Plan de marketing

    • Plan de distribución

    • Plan de compras

  • Estudios de los gastos que se van a tener.

  • Estudios de los ingresos que se esperan obtener.

¿Sabrías rellenar cada uno de los apartados que salen? Cada uno de ellos es importante y, a veces, requiere de un proceso de investigación previa para poder darle la suficiente consistencia para que las empresas financieras o los bancos te tomen en cuenta. Por eso es que es importante tomarse su tiempo para conseguir un buen documento.

Imagen

Esta entrada fue publicada en Gestión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>