Emprender con pocos recursos


Emprender con pocos recursos

Crear una empresa, emprender, es algo que puede llamarte la atención. Es posible que tengas una idea. Una buena idea. ¿Quieres llevarla a cabo? Lo primero que dirás es que hace falta capital y sí, así es pero, ¿es eso garantía de éxito?

Podemos darte muchos ejemplos de empresas que comenzaron con un gran capital y que acabaron en quiebra. Otras, en cambio, empezaron con muy poquito y han conseguido, con su esfuerzo, llegar muy lejos y ser enviadas por otras empresas de la competencia. Esto ya puede decirte que realmente estamos ante un emprendimiento que no tiene por qué implicar una gran suma de dinero para comenzar un negocio.

Emprender con poco

Hoy día sabes que, emprender, es fácil, y el hacerlo con pocos recursos, también. No hay nada más fácil que abrir una tienda online. Vendes a todo el mundo y sólo has de preocuparte de tener la página bien hecha y promocionarla para que te compren. Básicamente te centras en una serie de objetivos que intentas cumplir con lo poco que tienes.

Básicamente, tú mismo te “autoregulas” estableciendo unas bases para emprender con lo que tienes. Pero, ¿lo cumples todo?

Consejos para emprender con poco

  • Ponte metas cortas y realistas. No vayas a ser como la del cuento de la lechera. Pon los pies en el suelo y revisa bien lo que tienes y a dónde quieres llegar en corto plazo. Cumple esas metas cortas y realistas poco a poco y ve dando pasos, no de elefante, sino de hormiguita. A veces esos son más sólidos y harán que el suelo que pisas no se te hunda.

  • Controla tus gastos. Identifica todos los gastos que tienes y mira si puedes reducirlos. Ahora mismo no estás para gastar dinero en aquellas cosas que pueden no ser necesarias en este momento, así que córtate un poco e intenta ir con lo mínimo (ahorrarás y puedes sobreponerte a cualquier problema que surja de manera inesperada).

  • Gasta el capital con sabiduría. Seguro que sabes dónde potenciar tu negocio, dónde atacar para que te dé beneficios. Y si no lo sabes has de aprenderlo, porque esa será la clave para que no pierdas dinero y tu empresa vaya adelante. Esto no quiere decir que no te equivoques, puedes hacerlo, pero analiza con la cabeza bien porque las malas decisiones repercuten negativamente en los escasos recursos que tienes.

  • Impulsa las ventas. Necesitas vender, o que te soliciten servicios, y para eso debes conseguir ventas cuanto antes porque, si no, ¿para qué tienes una empresa? Para ello, dependiendo de cuál sea tu ciudad y lo que veas que llama más la atención de los habitantes, aprovéchalo: un anuncio en el diario local, publicidad en buzones, etc.

Imagen

Esta entrada fue publicada en Financiación. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>