5 útiles consejos de cómo elegir el nombre de tu empresa


5-utiles-consejos-de-como-elegir-el-nombre-de-tu-empresa

Cuando tienes una idea pensada para un nuevo negocio y el capital necesario, así como todo lo demás, lanzarse a crearla no es algo difícil. Pero puede que te encuentres con un pequeño bache, el más importante de todos: el nombre de tu empresa.

Ha habido empresas que han tenido que cambiar de nombre para triunfar, y otras que, después de escoger un nombre muy extraño, apenas impronunciable, tuvieron que optar por usar sólo las siglas (un claro ejemplo es H&S). Pero, ¿cómo se puede elegir el nombre de tu empresa).

Dando nombre a tu idea de negocio

Elegir el nombre de tu empresa es un trabajo complejo, difícil, creativo y que requerirá tiempo. A no ser que la “bombillita” se te encienda fácilmente, y que ese nombre no esté ya en uso o pueda ser similar a alguno que ya esté funcionando, vas a tener que pensar mucho.

En general, para elegir un nombre debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Que no suene como otra marca. ¿Te imaginas llamarlo de una manera que, en realidad, pueda parecerse a otra empresa? Eso sólo haría que los clientes se confundieran y posiblemente repercutiría negativamente en ti.

  • Breve. Dicen que los buenos nombres no deben tener más de 4 sílabas. En realidad se apuesto por uno corto porque hay más posibilidades de que sea recordado además de que si pones uno largo la gente al final lo acortará.

  • Universal. Uno de los problemas que han tenido muchas empresas, es utilizar nombres en otros idiomas sin darse cuenta que, en un lenguaje, ese nombre podía ser una mofa o un insulto. Por eso es que hay que elegir bien un nombre, ya sea uno español, y saber cómo sonaría en otros idiomas antes de cometer algún error.

  • Un pequeño consejo para tu empresa es que utilices nombres cuya primera letra esté al inicio del alfabeto. Esto es porque son más recordadas, si no, piensa cuando tuviste que aprenderte el abecedario. Las primeras letras siempre eran las más fáciles y no te perdías pero, ¿y a partir de la L? ¿A que ya era más complicado saber qué letras iban? Pues en negocios es algo parecido. Empresas con nombres del final del alfabeto son más complicadas.

  • Finalmente, intenta que sea una palabra que pueda convertirse en verbo. ¿Por qué? Por la nueva tendencia a que, cuando algo funciona y lo hace muy bien, cuando todo el mundo lo usa o lo conoce, acaba poniéndolo como verbo (zaping-zapear, google-googlear, etc.).

Imagen

Esta entrada fue publicada en Marketing. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>