Cómo financiarte sin pedir dinero prestado


Cómo financiarte sin pedir dinero prestado

¿Tienes un negocio o vas a montar uno? Sabes que, lo primero, junto a la idea, es, sin duda, el capital para montarlo, es decir, tener el dinero suficiente para poder crear una empresa.

Pero, ¿y si te decimos que, teniendo un mínimo, podrías financiarte sin tener que pedir dinero prestado? Te damos algunas claves de los expertos para que emprender sea mucho más fácil.

Finánciate sin dinero prestado

Hay cinco fórmulas que puedes utilizar para financiar tu negocio sin que eso quiera decir pedir dinero prestado. Estas fórmulas son:

  • El pago por adelantado. Es una forma por la que el cliente paga por algo que aún no va a recibir. Esto puede ser una parte, o todo el trabajo. Por ejemplo, para hacer un mueble, se pide una parte por adelantado para que sea el cliente el que atienda a los gastos (comprar el material) y, de esa forma, no tengamos que pedir dinero. Cada vez está más extendida y es una de las vías de financiación más antigua que hay.

  • Modelo de suscripción. Este modelo implica que el cliente se compromete a comprar un producto o un servicio que se le va a entregar a largo plazo (o a corto pero manteniéndolo en el tiempo). De esta forma, por ejemplo para el sector de las revistas, periódicos, etc. estás fidelizando al cliente al igual que convirtiéndolo en inversor. De hecho, esto se está aplicando a otros productos como comida para perros, ropa interior, etc.

  • Modelo de escasez. El hecho de que no se hagan muchos productos o muchos servicios obliga a la gente a ser rápida en sus compras lo que repercute en tu financiación al recibir dinero más constante y rápido. Hay varias empresas que utilizan este modelo, tanto grandes cadenas como pequeñas tiendas.

  • Mercadillos. No hablamos de que vayas a montar uno, sino que utilices, en este caso, las nuevas tecnologías e Internet para vender tus productos en sitios de mercadillos (por ejemplo eBay) donde puedes, por un módico precio, entrar a vender allí. Pero no sólo eso, tú también podrías vender tu espacio a empresas afines (siempre y cuando no lo veas como competencia). Es decir, convertirte en un negocio para alquilar espacios en tu web.

¿Te hemos dado algunas ideas?

Foto

Esta entrada fue publicada en Financiación. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>